viernes, 3 de agosto de 2018

VENEZUELA PERDIENDO LA HUMANIDAD

 


Es triste ver como las palabras pueden terminar despojando de alma a una sociedad; un eslogan exaltado por el odio, una frase para enardecer el populismo,  algunas consignas aparentemente inofensivas ( PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE). Terminan llevando a un caos absoluto y a la miseria. Algunos se preguntan el porqué permite un gobierno dejar llegar a la sociedad a ese extremo. Como un gobierno que se llenaba la boca hablando de la igualdad social y las ventajas del socialismo, termina en un régimen decadente en el que las masas huyen en busca de un futuro, los niños desnutridos son una parte más del paisaje, donde una mujer rebuscando entre basura, un hombre cazando gatos para alimentar a su familia, donde la vida vale lo mismo que una bolsa de comida. Tantas imágenes que llegan, colas interminables, hospitales que a duras penas tienen para brindar servicios, mujeres pariendo en la calle a las puertas del hospital, imágenes de personas asinadas como ganados en camiones por la falta de medios de transporte, ciudades incomunicadas, sin agua potable, sin luz, sin servicios de telefonía. Miles , millones de imagenes que describen la muerte de un país; ante la mirada impotente de los que logramos escapar y el mundo se pregunta porqué no hacen nada.
Es fácil la respuesta, ya lo dijo Andres Eloy Blancos  en su Coloquio Bajo la Palma " ...Bruto y amado del Mundo , te prefiero a solo y sabio..."  Al régimen dictatorial que se instauro, todo aquello que profeso a las masas, aquel odio por los que tienen lo que tu no tienes, aquellas frases de igualdad económica les falto la verdad. Una Verdad que estalla y termina con pueblos divididos, sin esas clases llamadas pudientes y conocidas como empresarios, no existen las otras llamadas medias, que a su vez generan otros puestos menos afortunados; pero siempre con el consuelo o la posibilidad de mejorar. Es un ciclo vital para que funcione la economía, una constante que siempre va generando empleos, algunos menos afortunados. Si ese dichoso gobierno se centra en sembrar odio por las clases sociales pudientes, por sembrar odio por aquellos que se sacrificaron para tener comercios y una profesión y decide gastar sus recursos en adoctrinar y crear un fanatismo que solo ve lo que les inculcan; a medida que va saqueando el patrimonio publico y arrasando con el privado, prometiendo el mismo salario a todos , sin crear mas fuentes de producción. Termina anulando la ambición de sus adoctrinados , que dicen para que trabajar si el gobierno dice que me va a mantener, porque estudiar si todos somos iguales...

Pasan los años y el hambre entra, el hambre de ese niño a su madre le toca directamente el alma y esta dispuesta a cualquier cosa, un padre desesperado sin medicinas ve a su familia en umbral de la muerte; todo escasea, los despojan de su libertad, los someten a colas interminables para comprar algo que comer que tienen que pagar y les limita. Limitan sus bienes, limitan sus ingresos, controlan sus gastos, les arrastran a la muerte, a la vez que escuadrones con el apoyo de aquel bendito Gobierno toman la ley por sus manos y las ciudades al oscurecer se vuelven desiertas porque sabes que seras victima de ellos, de día te pueden robar o fácilmente matarte para robarte el teléfono móvil, secuestros que no serán resueltos, fosas comunes donde a lo largo del día lanzan a los desaparecidos; pero no intentes de gritar tus pensamientos en publico, no digas que estas harto de ver a tu familia por  una pantalla, que te gustaría recobrar tu libertad y la dignidad; porque la justicia se hará contigo y tu familia no volverá a saber de ti.


Mientras el pueblo este hambriento, desnudo no piensa en las atrocidades que ese bendito Gobierno le ha impuesto, mientras las personas van perdiendo su alma por el camino y salgan a la calle a sobrevivir, a decidir a diario entre sus vidas y las de los escuadrones del gobiernos; mientras esos abuelos ven como sus nietos en la distancia luchan por crear una vida nueva, sin la familia. Muchas veces con el consuelo de una sonrisa.

Ya el pueblo sin fuerzas, abandonado de esperanzas, atrapados por una hiper inflación que cada día los lleva más a la pobreza y con el alma rota de las partidas, sinceramente no quedan fuerzas para una batalla, cuando a diario conviven en guerra por salvar sus vidas.
No es una historia de ficción, es un país con nombre, donde los niveles de muertes al día superan a las de Siria o cualquier país en guerra. Puedes ir a la cárcel por publicar esto que estoy publicando, o te pueden prohibir volver a tu país por decir lo que mi corazón pide a gritos, Yo ya lo doy por perdido, me queda el consuelo de esas
sonrisas a distancias y la angustia constante de los que deje allí hace tantos años y esta terrible impotencia de luchar con palabras contra los desalmados que responden con balas.

lunes, 9 de julio de 2018

DESTIERRO DE LA LETRA



Vuelvo como siempre al silencio de la noche, 
en ese punto en el que mis amadas musas se revelan, 
acompañando el delirio habitual de éstas horas. 
En mitad 
del revuelo de sin razones que causan esas
 musas mías, concibo saborear algunas palabras, 
ya casi obsoletas de mi paladar. 
Aturdida por las causas 
de siempre, agotada 
por ese cotidiano pesar; 
procuro no en vano, hundirme entre mis letras. 
Y viene a mí la palabra serendipia,
 como ella misma es; sencillamente seduce a mi lengua 
con esa suavidad 
que sólo aquellas olvidadas
 consiguen; 
luego en un aluvión de vocablos algunas frases 
comienzan a encontrar sentido, soledad, silencio, oscuridad, 
todo cuanto necesitan estas musas sedientas 
para dejar brotar 
aquello que quiero callar al sol.
                      Esas lágrimas que ayer
                               olvide, 
aquel aroma en la cama 
que pensé olvidado, 
                    tal vez, 
                    el eco lejano 
del mar al romper contra el malecón. 

Volverme loca, 
dejarme llevar por los delirios de la madrugada, 
placida abandonarme para ser letra 
volverme loca y continuar 
atenta a los esputos de mis apasionadas musas, 
permitir que las letras
 dominen mis sentidos y la lujuria 
se evoque entre las líneas
 incoherentes, 
dejar que vengan a mi lengua
 palabras exuberantes y rimbombantes para calmar 
ésta necesidad del verbo que mi piel anhela.

Vuelvo como siempre, a la letrilla enmarcada,
 a esas letras añejas que se fusionan
 entre el morichal y los olivos. 
Vuelvo como siempre al silencio de la noche, 
a ese momento en el que abandono mi cuerpo
 y soy la oración que busca rima, 
esa rima que desespera buscando
 una mirada que la lea.


Maldito vicio que, en ti muero.

miércoles, 6 de diciembre de 2017

jueves, 9 de noviembre de 2017

HIJA DEL CAOS

Pasan del mediodía el sol calienta el asfalto, las calles son un hervidero de personas que van de un lado para otro; parecen autómatas sin emociones, dominados por las rutinas. Conversaciones banales cargadas de estereotipos y frases predeterminadas. Una chica destaca, camina solitaria, sus cabellos negros, su mirada esquiva trasgreden a la multitud; quizás sea  una joven más en una de esas etapas rebeldes, otra de las miles que se sienten perdidas en el mundo; quizás simplemente es una chica aturdida por la doble moral, arrastrada por las tragedias y que de alguna forma se ve destinada a la autodestrucción al caos.
Todos intentando compadecerse a la vez que critican cada paso que da, tantas personas gritando y recriminándole por algo, que justifican es lo normal; ella enamorada de la soledad, incomprendida por el tumulto. Nadando contra corriente en esta sociedad predecible.

Que existe de malo en estar sola, que tiene de malo el intentar vivir de una forma diferente...


jueves, 15 de junio de 2017

Extraviada

Vengo dando paso, sin levantar la vista. Pasando calles esquivando el ruido que envuelve la atmósfera, perdida en mis pensamientos, buscando capturar en una mirada una historia. 
 No veo rostros, en su lugar está todo difuso y queda solo el espacio para los ojos.
Pero no necesito levantar la mirada, de las sombras que van dejando puedo sacar historias, tristes, alegres. Historias que me permiten avanzar aún más rápido; me olvido del resto de los sentidos y me basta con observar aquellas sombras, intentando aferrarse al suelo con fuerza, intentando esquivar la oscuridad, huyendo de los tejados salientes, para mantenerse vivas.

Pobres esclavas, cuanto callan , cuanto aman, cuanto llegan a ser ignoradas.
 Simples reflejos, que por mis ojos transformo en palabras apiladas, listas  para explotar en mis manos y narrar todo aquello que encuentras cuando te pierdes de tu vida por un momento.

miércoles, 14 de junio de 2017

Delirio a la Madrugada

Para poner un poco en antecedentes ésta historia trata del tortuoso y doloroso romance entre dos entes, no necesariamente con cuerpo físico como tal; es más podrían ni considerarse tener vida tal y como la que conoce el humano. Al final cada una le dará su sentido, lo sentirá suyo y cada palabra previamente escrita se perderá en el entender de los ojos fisgones que las devoran.


X dice con la voz rota: 

Sé bien, que he perdido ésta batalla; 
pero, no me quites la esperanza
 de un tal vez, 
no intentes
 que en unos días
 a mis manos le regrese la calma.
Llámame tonta o desdichada,
ingenua y egoísta,
Y es que de este
cuerpo 
magullado,
trastornado
no salen más que
seguir en pie y pelea.

A lo que responde Y con el rostro bañado en lagrimas:

Con el furor de esta batalla,
has dejado de ver tu propia sombra,
olvida y deja que el tiempo sea.
Y cuando haya sido la letra,
la maldita letra,
volverá a tu boca.
Olvida y deja que el tiempo sea
Y cuando haya sido el espacio regresara;
pero la pasión se ha ido con Morfeo,
él le canta y la tiene dormida.

Ya casi sin aliento a las puertas de saturno le replica X:

Yo sí que maldigo a la letra,
que por callada pierde guerras,
maldigo las almas,
que por pasión se ausentan,
Y maldigo el tiempo y su soberbia,
que sin remordimiento, tú  mi musa 
se aleja.
Y quien le ha dado ese poder al
tiempo; para arrancar de mis manos esa belleza.

sábado, 3 de junio de 2017

desconcierto

Otra noche más, intentando dejar de pensar, buscando respuestas que realmente no deseo escuchar.
Mis ojos ya se cansan de tantas y tantas lagrimas, mis labios se agrietan de tanta espera.
Y mi alma abandona la capacidad de ser por segundos.
Da igual, mis fallos, tus errores. solo importa nuestra causa,
Busca, busca, donde debas.
Busca, busca una razón y regresa a mi con tus besos; devuélveme mi corazón .
Maltrecha sin ánimos, intento conseguir algo de luz; pero me aterra que la oscuridad
sea mi nueva compañera.